¿Cómo optimizar la tasa de conversión del email marketing?

optimizar tasa conversion

La tasa de conversión en una campaña de email marketing es la métrica que te indica cuál es el número de usuarios que han realizado la acción que habías previsto. Por conversión entendemos cualquier interacción que se produzca con tus potenciales clientes.

Se consigue dividiendo el número de conversiones totales entre el número de visitas totales, atendiendo siempre a un objetivo concreto. De ahí que sea clave que antes de lanzar tu campaña realices una planificación exhaustiva. Esta tasa es, sin duda, el indicador que mejor va a reflejar su éxito o su fracaso.

Para que sea elevada es conveniente que pongas en marcha una serie de acciones con el fin de optimizarla y aumentarla. Dicho objetivo no es el único factor que entra en juego en esta ocasión. También es importante que cuides elementos como el diseño de la newsletter, el formato, los colores, la tipografía o el contenido del mensaje que vas a lanzar a cada público determinado.

¿Qué tipo de acciones debes medir?

Conviene que utilices una serie de KPI que te servirán para analizar mejor los resultados de tu estrategia. Son unidades de medida que aportan datos objetivos sobre aspectos concretos de la misma. Una de las variables que puedes medir es el CTR, es decir, la tasa de clicks obtenida en una acción concreta.

También la tasa de apertura, la de respuesta, la de retorno o rebote y la de spam, es decir, las veces que tus usuarios marcaron tu mensaje como correo no deseado. Asimismo puedes valorar, por ejemplo, el número de usuarios que rellenan un formulario, utilizan tus cupones o vales descuento, o descargan tus contenidos.

Finalmente, para mejorar la tasa de conversión de tu email marketing tendrás que realizar un estudio y una segmentación de tu público objetivo, enviar contenido relevante, identificar los puntos de contacto del customer journey, automatizar los envíos y utilizar landing pages efectivas.

Comentarios

comentarios

gestor